lunes, 21 de octubre de 2019

EL PODER DE UN ACEITE ANTICELULÍTICO



Tenemos la capacidad de acumular en nuestro organismo tres capas de grasa: la más profunda solo se elimina con liposucción, pero, claro también se lleva los capilares y nervios que encuentra a su paso. La capa intermedia es la que se reduce muy bien con dieta y ejercicio. Y la más superficial, que supone entre el 30% y el 40% de la grasa total, es la responsable del efecto piel de naranja, la celulitis y la retención de líquidos, y se elimina mejor con masajes y anticelulíticos. Pero, para que éstos funcionen como es debido tienen que formularse con una mezcla potente de principios activos, tener una textura lo más afín posible con la piel, y aplicarse con la forma y constancia adecuadas. Todas estas características parecen reunirlas a la perfección los aceites anticelulíticos. 


Extracto de jengibre hawaiano
De hecho, ha llegado a mis manos la edición limitada de un aceite anticelulítico tan prometedor, Oil 910 (59 €), de glo910, que he considerado que merece una radiografía aparte. Para empezar contiene un extracto de jengibre hawaiano (Zingber Zerumbet Extract), también conocido como extracto de Awapuhi o jengibre silvestre, que es una planta vigorosa originaria de la India, que fue distribuida por la Polinesia llegando hasta las islas de Hawái a bordo de canoas por los primeros colonizadores polinesios. Esta planta puede alcanzar una altura de 1,2 m, y de ella se aprovecha todo -raíz, rizomas, hojas y tallos-. Se utiliza para dar sabor a los alimentos y como aperitivo, pero también tiene usos en medicina natural: puede mejorar las digestiones, las enfermedades inflamatorias, las diarreas y la circulación sanguínea. De hecho, las mujeres hawaianas recogen los brotes de las flores en el bosque y los convierten en jugos para elaborar champús, fragancias, y ungüentos para hidratar y suavizar la piel y el cabello, además de para dar masajes. Destaca por su gran valor antioxidante -es rico en polifenoles-, antiinflamatorio y drenante, y por estimular la circulación sanguínea. "Actúa como venotónico y descongestionante venoso lo que le hace perfecto para tratar la celulitis que cursa por retención de líquidos", según Rocío Escalante, farmacéutica de Arbosana Farmacia. Efectivamente, es un excelente ingrediente antiedematoso, que mejora el drenaje linfático y evita la retención de líquidos y la acumulación de deshechos, y descongestiona a los adipocitos -células grasas-. Traducción: reduce el aspecto de la piel de naranja y el volumen de las piernas (especialmente en la zona del muslo). 




Aceites esenciales 100% naturales
En segundo lugar, llama positivamente la atención su gran concentración en aceites esenciales naturales: de naranja silvestre, de pomelo, de mandarina, de limón, de rosa geranio, de abeto siberiano y de eucalipto. Para empezar, un aceite esencial es la parte más activa de la planta, su extracto más puro, y puede tener hasta 150 componentes activos. Además sus moléculas son tan pequeñas que pueden penetrar hasta la hipodermis, que es la capa más profunda de la piel. La naranja silvestre, la mandarina y la rosa geranio son buenos activos antiinflamatorios y anticelulíticos: "alivian la retención de líquidos y estimulan la microcirculación", según Escalante. Por su parte, el pomelo y la rosa geranio tienen actividad detoxificante, también anticelulítica y drenante: "Se utilizan para eliminar toxinas y retención de líquidos, ayudan a quemar grasas, a reducir la celulilitis y a activar la circulación", según la farmacéutica. Y el eucalipto es descongestionante, anticelulítico, y mejora la circulación y regeneración cutáneas. 

Un fiel compañero de viaje: aceites vegetales
Todavía hay algo más que favorece este aceite: como compañeros de viaje lleva otros aceites vegetales, como el aceite de albaricoque, el de semilla de uva, el de macadamia y el de girasol. Y esto tiene su por qué. Los aceites esenciales al ser tan activos, no se pueden aplicar en altas concentraciones directamente sobre la piel porque la irritarían. “Puros son fototóxicos y fotosensibles, pueden manchar la piel y producir alergias”, advierte Escalante. De ahí que sea necesario mezclarlos con estos aceites vegetales."El aceite vegetal se extrae de la parte grasa de la planta, semilla, grano o fruto, y hace de vehículo y estabilizador para conseguir que los aceites esenciales sean seguros y cumplan su función sin problema”, según la experta. De hecho, al final se opta por mezclar un 3% de aceite esencial con un 97% de vegetal (que es lo que permite la legislación). Juntos tienen la capacidad de suavizar, hidratar, alisar la piel, detoxificarla y regenerarla. 






Aromaterapia estimulante
Algo más a destacar es su aroma, debido precisamente a los aceites esenciales y vegetales que incluye. Es un aroma que ayuda a equilibrar cuerpo y mente, aporta armonía, serenidad y vitalidad. Por lo que puede contribuir a calmar la ansiedad, el nerviosismo, el estrés, y a recuperarte de la fatiga. 

El aceite: una textura ganadora
Y para seguir sumando ventajas su textura es en aceite, y aquí me declaro fan absoluta. ¿Por qué? Los aceites son particularmente afines con la piel. “Son de la misma textura lipídica que la barrera protectora impermeable cutánea, y gracias a ello tienen un poder de penetración mayor que una crema, un fluido o un gel”, según la farmacéutica.  

Exfoliación seca y masaje activo
Para que un anticelulítico funcione hay que ser constante y utilizarlo, a diario, mañana y noche. Además de aplicarlo como se debe. Para empezar, "tiene más efecto si antes realizas una exfoliación en seco", recomienda Escalante. Te sirve cualquier cepillo masajeador, pero la verdad es que los lipomasajeadores de última generación te lo ponen mucho más fácil si utilizas el cabezal específico para exfoliar y eliminar células muertas. En el caso de Glo910+ tienes el Body Brush, que estimula la circulación, tonifica, exfolia, alisa y revitaliza la piel. Trabájalo sobre la zona mediante movimientos circulares y ascendentes. Con que lo hagas una vez a la semana es suficiente. 





Además, para potenciar el efecto reductor de éste y cualquier cosmético anticelulítico tendrías que aplicártelo realizando siempre un automasaje. Este puede multiplicar por 10 los efectos de tu cosmético. “Mediante movimientos circulares, suaves, en sentido ascendente y hasta la total absorción del producto”, recomienda Escalante. Incide en muslos, caderas, abdomen y glúteos. Y mejor si lo haces con un lipomasajeador doméstico, como Glo910+ (299 €), de glo910, a ser posible tras una buena ducha para tener los poros bien abiertos y receptivos. 

Veredicto: Si eres constante, a partir del primer mes vas a ver la recompensa y hacia el segundo disfrutarás de resultados estables: reducción de excesos localizados de grasa en muslos, cadera, abdomen y glúteos, de la retención de líquidos, y de la antiestética piel de naranja.  








viernes, 18 de enero de 2019

COSMÉTICA EPIGENÉTICA

Hasta ahora creíamos que éramos lo que estaba escrito en nuestros genes. ¡Error! Esa idea está cambiando actualmente. Es más, aunque nuestra biología cutánea está determinada desde que nacemos y escrita en nuestro genoma, hay una serie de factores externos que pueden producir modificaciones químicas en el ADN, y variar nuestro aspecto físico y forma de envejecer. Es decir, nuestra piel no es solo fruto de la genética sino, y en gran medida (hasta en un 70%-80%), de sus “circunstancias”. ¿Cuáles? “Fumar, la falta de sueño, el estrés, la polución, algunos químicos (como los derivados de COx, NOx, SOx, otras especies reactivas de oxígeno), la materia particulada de la contaminación (PM), los aerosoles suspendidos en el aire, los rayos UV, la temperatura, una mala alimentación, el sedentarismo y algunos medicamentos y enfermedades afectan a nuestro epigenoma”, asegura Nadine Penodet, experta en biología molecular e investigadora de EstéeLauder. Esto explicaría por qué dos gemelos que al nacer son idénticos, pueden envejecer de forma distinta y mostrar rasgos muy diferentes. Pues bien, basándose en todo ésto ha nacido la epigenética. Suena a chino pero para explicarlo de forma sencilla es una ciencia que estudia de qué manera las condiciones ambientales, los hábitos y las experiencias individuales modifican la expresión de nuestros genes (incluidos los encargados del envejecimiento celular). Y es que, todo lo que ocurre en nuestro cuerpo es producto de la expresión de los genes, “que se “manifiestan” produciendo o inhibiendo una serie de proteínas (queratina, colágeno, elastina, hormonas…). Estas son la base de nuestra piel y pelo, e incluso de la forma de enamorarnos”, aclara Konstantinos Gardikis, director científico de Apivita.  

GENES EN MODO ON

¿Qué genes están implicados en nuestro envejecimiento? “Se calcula que 45. De todos ellos, tres –NRF2, SIRT-1 y HSP-47- están involucrados en todos los mecanismos antiaging (se encargan directamente de la desintoxicación celular, la reparación del ADN y la producción de colágeno). Necesitamos tenerlos sobreexpresados, ponerlos a trabajar más duro y a producir más proteínas –ácido hialurónico, colágeno y elastina principalmente-. Y sin embargo, hay otros –como MMP-1 y p21- que tenemos que inhibir, poner en modo off, para evitar que se expresen porque degradan las proteínas y provocan envejecimiento celular”, asegura Gardikis. Para que todo esto suceda hay que “tratar bien” a los “curris” de nuestra piel, “unos  “interruptores” biológicos llamados microARNs (o miRs), que van “encendiendo” (activan) o “apagando” (inhiben) la producción de las proteínas que nuestra piel necesita”, explica Isabel Ramos, vocal de la comisión científica de la Sociedad Española de Químicos Cosméticos (SEQC). Y más vale que así sea, de lo contrario, las consecuencias no se hacen esperar: sequedad, atrofia epidérmica, pérdida de elasticidad y firmeza, y dermatitis atópica.

EPIGENÉTICA DE BOTE

¿La buena noticia? “Están apareciendo una serie de activos moleculares con la capacidad de regular algunos mecanismos epigenéticos, como las modificaciones químicas en las histonas y en el ADN, así como la expresión de los micorARNs. Activos que están siendo aprovechados tanto por la industria farmacéutica como cosmética”, asegura Inmaculada Vivo, directora técnica de Germaine de Capuccini. ¿Y qué papel juega en todo esto la cosmética? Pues que gracias a estos súper ingredientes nuestros “curris” mejoran su rendimiento, es decir ya tienen las “vitaminas” que necesitan para producir las proteínas que nuestra piel precisa, y solo las que precisa, para lucir joven y radiante. De hecho, esta  nueva generación de activos se está introduciendo en cosméticos que prometen mejorar visiblemente las arrugas, la firmeza y el contorno facial, densificar la piel, remodelar los volúmenes, recuperar la energía y la vitalidad cutáneas. “Va a ser la revolución en la cosmética en los próximos 10 años. Cuánto más sepamos sobre la función de los genes implicados en el envejecimiento, más eficaces pueden ser los cosméticos en los humanos”, concluye el investigador de Apivita. Eso sí, no nos llevemos a engaño, hoy por hoy, no existe un cosmético capaz de alterar la secuencia de ADN (de hecho, si fuera así pasaría a ser un medicamento). “La acción de estos cosméticos afecta a los mecanismos de regulación, de manera que pueden silenciar o activar la expresión de ciertos genes (promoviendo o evitando la producción de ciertas proteínas –colágeno, elastina, metaloproteinasas-)”, aclara Ramos. ¿Y esto en que se traduce? “Dependiendo del tipo de ingrediente activo de la fórmula, tienen la capacidad de aumentar las defensas antioxidantes, evitar el daño en el ADN, controlar la proliferación de los queratinocitos y los fibroblastos, y también la sobre-producción de melanina o el crecimiento capilar”, asegura Ramos. 

ACTIVOS CON ACTIVIDAD EPIGENÉTICA

Hojas de vid de Santorini: El extracto de las hojas de Athiri, Aidani y Asyrtiko, tres variedades ancentrales de vides que crecen en Santorini, es muy rico en polifenoles, unos antioxidantes capaces de activar importantes proteínas (SIRTUINAS y NRF27/KEAP1), relacionadas con la regeneración cutánea, la desintoxicación y la defensa antioxidante. APIVITA ‘Wine Elixir Renewing Lift Night Cream’ (44). 

Jalea Real de Abejas Negras Ouessant: Procedente de la red de colmenas con que cuenta la firma Guerlain en la Isla de Ouessant, a 18 km de la costa de Bretaña, es recolectada para crear un potente complejo que tiene la capacidad de estimular la expresión del gen TIEG1, responsable de activar a los fibroblastos y favorecer la síntesis de colágeno I y IV y ácido hialurónico. GUERLAIN ‘Abeille Royale Serum Doble R Renew & Repair’ (181 €).
Trufa Diamante Negro: El extracto de este hongo subterráneo, originario del Suroeste de Francia, tiene la capacidad de potenciar un trío de genes de la longevidad (SIRT-1, SIRT-3 y SIRT-6), que ayudan a que las células vivan más tiempo, se comporten cómo cuando eran jóvenes e incrementa la producción de colágeno en un 215% después de 72 horas. ESTÉE LAUDER ‘Re-Nutriv Ultimate Diamond Sculpting Refinishing Dual Infusion’ (345 €).
Raíces de Edulis: Chanel cultiva las raíces de esta planta en invernaderos móviles, y las rocía cada tres minutos con una bruma para obtener un extracto puro (3.5 DA) 50 veces más concentrado que el clásico, rico en antioxidantes, anti-radicales y regulador de la proliferación celular. Sobre todo, inhibe la expresión de ciertos miRS en la piel y favorece la formación de proteínas de la juventud. CHANEL ‘Le Lift Crème’ (110 €).

Mejorana: El extracto de esta planta estimula e impulsa la producción de la enzima LOXL-1, que es la encargada de garantizar la correcta síntesis y funcionalidad de la elastina, proteína responsables de las fuerzas de tensión de la piel. SISLEY ‘Silsleÿa L’Intégral Sérum Concentré Fermeté’ (400 €).
Epigen 145: Una molécula de laboratorio que disminuye los niveles de miARN-145 y así reactiva la capacidad de regeneración de las células situadas en la parte más baja de la epidermis. Además aumenta la síntesis de colágeno I y II, ácido hialurónico y elastina. MARTIDERM ‘Epigen 145 Cream’ (81,10 €).

Flor de Caléndula: El extracto de esta flor es rico en apigenina, un flavonoide que protege frente al daño del ADN, tiene efectos antiinflamatorios, capacidad para inducir la síntesis de colágeno y penetrar en todas las capas de la piel. Además, restablece la expresión del factor antioxidante Nrf2. GERMAINE DE CAPUCCINI ‘Timexpert SRNS PRO 60+’ (65 € ).
Glucógeno marino: Se extrae de la membrana de apertura y cierre de la concha de los moluscos y es muy parecido al que se encuentra naturalmente en la epidermis y en las células capilares. Su aporte externo aumenta la expresión de dos MicroRNAs (miR-26a-5p y miR-29b-3p) que mantienen el pelo en fase de crecimiento (anágena). NUGGELA & SULÉ ‘Champú Epigenético Cabellos Grasos’ (19,90 €). 

viernes, 14 de septiembre de 2018

TRES ALTERNATIVAS AL LIFTING DE PAPADA

La intervención de cirugía estética a la que se ha sometido Carmen Borrego no es la única alternativa para deshacerse de la papada. Además del lifting cervical y la liposucción, que suponen pasar por quirófano y un postoperatorio doloroso y largo, hay otras alternativas médico estéticas, mínimamente invasivas, y con una recuperación mucho más rápida.  

Si, como al 62% de los españoles (según un estudio de Allergan), la papada está entre tus preocupaciones estéticas te brindamos la oportunidad de conocer las últimas técnicas soft para solucionarlo. Eso sí, ninguna soluciona casos dónde haya una acumulación grasa excesiva o mucha flaccidez. Pero sí los grados moderados que, por otro lado, suponen el 72% de los casos.  

Coolsculpting: Es un equipo de criolipolisis que lo que hace es “cargarse” a los adipocitos –células de grasa- congelándolas. “Mediante un aplicador específico para doble mentón (llamado CoolMini), que emite un frío intenso (hasta -11 ºC) durante 35 minutos, se activa la apoptosis o muerte celular de los adipocitos (las células grasas se “cristalizan”)”, describe la cirujana plástica Conchita Pinilla. Después se realiza un intenso masaje en la zona para facilitar la eliminación de la grasa por el sistema linfático. Son necesarias entre 1 y 3 sesiones para completar el tratamiento, a razón de una mensual.  
Lo mejor: Remodela el óvalo facial sin cirugía y de forma definitiva sin más molestias que el adormecimiento de la zona y la posibilidad de que salga algún hematoma por la succión del cabezal.
Lo peor: Es normal experimentar inflamación y una sensación de hormigueo durante 1 ó 2 semanas.
Precio: desde 1.000 €/sesión.
Dónde: Conchita Pinilla (Zaragoza, tel. 976 90 19 01). Ribe Clinic (Barcelona, tel. 934 88 12 07).

Belkyra: Es una sustancia inyectable especialmente desarrollada y aprobada por la FDA para eliminar la grasa submentoniana. Exactamente, “es una versión sintética del ácido desoxicólico, que se infiltra a través de micorinyecciones en la zona para romper y destruir la membrana celular de los adipocitos –células grasas- de forma permanente”, describe el médico estético José Vicente Lajo. Son necesarias entre 2 y 4 sesiones de 30 minutos, a razón de una cada mes. Los resultados se aprecian al cabo de 2 ó 3 semanas.

Lo mejor: No solo elimina la grasa definitivamente sino que consigue reafirmar la zona notablemente.

Lo peor: Para que las inyecciones no duelan es necesario aplicar anestesia local tópica antes. Durante 2 ó 3 días la papada está alrededor de un 15% más hinchada y es posible que esa inflamación perdure durante 2 ó 3 semanas. También se puede experimentar una sensación de adormecimiento que se va en días.

Precio: desde 850 €.

Dónde: Centro Médico Estético Lajo Plaza (Madrid, tel. 913 60 08 53). Instituto Médico Miramar (Málaga, tel. 952 22 41 45).

Prostrolane Inner B: Es un filler (o relleno) compuesto por ácido hialurónico y unos péptidos biomiméticos que se inyecta en la zona en forma de mesoterapia y tiene un efecto doble: “por un lado funciona quemando la grasa localizada y por otro trata la flacidez sin inflamación”, asegura Paz Torralba, directora de los centros The Beauty Concept. Se precisan 3 ó 4 sesiones, a razón de una cada 15 días.  

Lo mejor: Consigue la retracción de la piel, al mismo tiempo que elimina la grasa sin inflamación ni dolor al ser inyectado. Las sesiones duran de 5 a 10 minutos y no requiere anestesia.

Lo peor: No se recomienda en casos de mucha flacidez.

Precio: alrededor de 395 €/sesion.

Dónde: The Beauty Concept (Madrid, tel. 914 66 91 87). Hedonai (Tel. Centros: 900 922 600).


viernes, 27 de abril de 2018

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

La tendencia “natural” ha dejado de ser cosa de unas cuantas “raras” o con la piel sensible para convertirse en un fenómeno que empuja a gigantes del sector cosmético, como el grupo L’Oréal, ha lanzar líneas bajo el claim de botánico, raw, fresh… “Entre 2011 y 2015 ha aumentado un 10% el número de expositores de cosmética natural en la feria Biocultura”, asegura Montse Escutia, coordinadora de la red Ecoestética de la Asociación Vida Sana. De hecho, un estudio de la consultora Transparency Market Research calcula que la demanda de marcas de belleza eco seguirá creciendo hasta 2018 a un ritmo anual del 9,6%. Está claro; existe una tendencia a cuidarnos de una forma más natural. “El consumidor empieza por la alimentación ecológica y luego sigue con la cosmética, ya que ésta también se absorbe a través de la piel, gracias a tecnologías como la nanotecnología, llega al torrente sanguíneo y nos carga de residuos químicos”, apunta Escutia.

CADA COSA POR SU NOMBRE
La cuestión es que ha día de hoy no hay una regulación común ni oficial de estos productos y el “cacao” para la consumidora es monumental, empezando por su definición.

* NATURAL: Un cosmético se considera natural cuando al menos el 95% de sus ingredientes son naturales o de origen natural. El 5% restante son ingredientes conservantes que se consideran imprescindibles para la fórmula y no suponen ningún riesgo para la salud ni el medio ambiente.
* ECO: Aquí viene el primer galimatías. Todo lo eco es natural, pero no al contrario. Para que lo sea entre el 90% y el 95% de los ingredientes deben provenir de la agricultura ecológica o recolección silvestre certificada. Y aquí viene el siguiente escollo: la certificación.  No es obligatorio que estén certificados, aunque sí es una garantía de calidad. A día de hoy el sello ECO es voluntario y lo ponen certificadoras privadas, las más importantes son BioVidaSana, Cosmos y Natrue.  
BIO, ORGÁNICO: Eco, Bio, Orgánico los tres significan lo mismo. El uso de uno u otro depende del país de origen de la marca. Así, el término en francés para definir Eco es Bio, mientras que en EE UU y Reino Unido se utiliza la palabra Organic.

¿SI ES ECO ES MEJOR?
Para los defensores de la cosmética natural, como Diana Burillo, especialista en estilo de vida saludable y directora de Hand Made Beauty, estos productos tienen mejor sinergia con nuestra piel, precisamente porque son naturales, además no actúan solo a nivel tópico también lo hacen a nivel emocional. “La aromaterapia de los aceites esenciales, por ejemplo, trabaja en un plano más holístico y puede llegar a regular la emociones. Es apostar por algo que te ayuda a nivel cutáneo y mental”. La gran pregunta es ¿si es ecológico es mejor? Pues parece que no necesariamente, es más una cuestión de gustos. “El hecho de ser un cosmético con ingredientes naturales no implica que sea mejor ni más seguro. Las ortigas, por ejemplo, son urticantes. Y los aceites esenciales deben diluirse para evitar irritaciones y reacciones alérgicas. Hay cosméticos con ingredientes sintéticos de buena calidad igual de seguros”, apunta Cristina Biurrum, directora científica de L’Oréal España. De hecho, no se puede llegar al 100% de ingredientes naturales en un cosmético porque no es igual de eficaz ni agradable a nivel sensorial y olfativo. “La clave está en encontrar el equilibrio entre ingredientes naturales y conservantes”, asegura Biurrum. Pero lo cierto es que hoy en día ya se ha demostrado que algunos cosméticos convencionales son un cóctel de sustancias químicas perjudiciales para la salud, como la hidroquinona, el triclosán, el aluminio, los ftalatos, los derivados del petróleo… Es más, en 2005 se tuvo que modificar el anexo II de la directiva que regula los cosméticos, ya que, según se recoge en ella “el progreso técnico ha permitido demostrar que algunos de los ingredientes utilizados hasta ese momento eran sustancias carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción”.  “La cosmética es un 90% ilusión y puede ser tan eficaz un cosmético natural como uno convencional siempre que este último no contenga sustancias peligrosas para la salud ni el medio ambiente”, concluye Escutia. Lo que sí es seguro es que si es Eco es más caro. ¿Por qué? “Hay un listado muy limitado de ingredientes que se pueden utilizar y menos empresas que los ofrezcan”, aclara Escutia. Además, conseguir el sello Eco es caro. “Las empresas pequeñas no pueden pagarlo, supone entre 100€ y 500€ por producto al año”, revela Diana Burillo. 

¿QUÉ REQUISITOS DEBE REUNIR UN COSMÉTICO PARA SER ECO?

* NATURALES Y BIODEGRADABLES: La mayor parte de los ingredientes, estamos hablando de un mínimo del 90%, deben ser naturales o de origen natural. Además de biodegradables. “Se trata de que las fórmulas de estos cosméticos impacten lo menos posible en el medioambiente. Y para ello un 96% de éstos deben ser biodegradables y degradarse en menos de 28 días”, apunta Biurrum. Y a ser posible de Comercio Justo: “no es un requisito, pero sí una garantía de que hay unos valores detrás, de que los ingredientes han sido comprados a cooperativas en desarrollo y se ha pagado un precio justo por ello”, comenta Burillo.
AMIGOS DE LOS ANIMALES: Aunque se permiten ingredientes de origen animal ecológicos, como la leche o la miel de abeja, nunca deben ser derivados de animales amputados o sacrificados específicamente para la elaboración del cosmético. “Además, ni el producto final ni ninguno de sus ingredientes deben haber sido testados en animales”, recuerda Escutia.
QUÍMICA VERDE: Digamos que para la elaboración de estos cosméticos debe emplearse una “química verde”. Esto se traduce en aprovechar al máximo la materia prima que se tiene, emplear fuentes de energía renovables que reducen la emisión de CO2 y utilizar menos agua. Importante: “No se admiten el uso de ingredientes transgénicos, ni tecnologías controvertidas para la salud como la nanotecnología o la irradiación”, añade Escutia.
ENVASES Y PACKAGING RECICLABLES: “Se suelen utilizar botes, frascos y embalajes eco-responsables, 100% reciclados y/o reciclables que no liberan compuestos químicos cuando se desestabilizan o degradan”, cuenta Escutia. Los más conocidos son el papel, y el cartón procedentes de bosques sostenibles, el polietileno (PE), el polipropileno (PT) y el polietilenpereftalato (PET). 

LOS SIN DE LA COSMÉTICA NATURAL
* SIN PARABENOS: Los parabenes son el conservante más utilizado en la cosmética convencional por sus propiedades bactericidas. Los más conocidos son el Methylparaben, Ehtylparaben, Butylparaben y Propylparaben. “Actúan como disruptores hormonales –mimetizan la acción de nuestras hormonas ocupando su lugar- , atraviesan la piel y están relacionados con el cáncer de mama, próstata y testículos”, asegura Escutia.
Su equivalente en cosmética natural: vitamina C, tocoferol o vitamina E antioxidante obtenida de las plantas y aceites esenciales.
* SIN DERIVADOS DEL PETRÓLEO: Las vaselinas, parafinas, siliconas, acrilatos y acrilamidas son la base de muchos productos cosméticos como cremas hidratantes, mascarillas y pintalabios. “Se utilizan en lugar de aceites vegetales porque son más baratos y la piel los absorbe más rápido. Y son poco recomendables porque taponan los poros y son contaminantes ambientales difíciles de degradar y depurar”.
Su equivalente en cosmética natural: Aceites vegetales (coco, oliva, girasol, borraja, jojoba o argán) y ceras naturales como la de abejas.
SIN COLORANTES SINTÉTICOS: Se identifican por las siglas C.I. seguidas de un número. “Pueden producir alergias y dermatitis. Los que se obtienen a partir de la hulla –compuesto derivado del petróleo- están relacionados con el cáncer. Y los azoicos al degradarse dar lugar a anilinas que son potencialmente cancerígenas”, advierte Escutia.
Su equivalente en cosmética natural: pigmentos minerales, animales y vegetales naturales que inician su numeración por 408 ó 75, y minerales lo hacen con 77.
SIN PERFUMES SINTÉTICOS: El nombre genérico Fragance, Parfum o Aroma puede referirse a más de 3.000 ingredientes presentes en quitaesmaltes, pintauñas y pintalabios. En su composición están incluidos los ftalatos y el tolueno que se utilizan como disolventes. “El primero es un disruptor hormonal, afecta al sistema reproductor y está relacionado con cáncer, problemas respiratorios y asmas. Y el segundo irrita los ojos, la garganta y los pulmones, y puede provocar fatiga, dolores de cabeza, asma y nauseas”.
Su equivalente en cosmética natural: alcoholes derivados de plantas y aceites esenciales.
SIN SULFATOS: Son tensioactivos y bases detergentes que se utilizan en geles de baño, champús, jabones líquidos, dentífricos y productos de higiene, que son excesivamente agresivas e irritantes para la piel. El más problemático es el Sodium Lauryl Sulfate.
Su equivalente en cosmética natural: surfactante de plantas y bases detergentes más suaves obtenidas a partir de aceites vegetales.  

miércoles, 5 de abril de 2017

DIETA PARA UN BRONCEADO SALUDABLE

       La alimentación es una de las grandes aliadas cuando de exposición solar se trata, ya que nos
protege de su daño y ayuda a sacarle el máximo partido: bronceado bonito y duradero. Con la ayuda de la psicóloga y nutricionista Itziar Digón, te contamos lo que debes comer para proteger naturalmente tu piel de los rayos UV:

* Betacarotenos: “Son un grupo de pigmentos responsables de los colores amarillo, anaranjado y rojo de los alimentos vegetales, y precursores de la vitamina A, es decir una vez ingeridos se transforman en vitamina A antioxidante, y ayudan a producir melanina que es nuestra protección natural contra los rayos UV”, cuenta la nutricionista Digón. Los encuentras en la calabaza, la zanahoria, las verduras de hoja verde, los espárragos, los albaricoques, los melocotones, las papayas y el melón.

* Vitamina C: Consumir alimentos ricos en esta vitamina antioxidante, como brócoli, naranjas, limón, pomelo, kiwi y fresas, contribuye a la formación de colágeno, uno de los componentes principales de la piel y los huesos, y protege la frágil pared de los vasos sanguíneos frente a los rayos UV. “Además previene la formación de tumores cutáneos debidos a los daños que provocan los rayos UVA y UVB en el ADN celular”, según la doctora Digón.

* Vitamina E: “Es un potente antioxidante, capaz de neutralizar los radicales libres que aparecen
después de tomar el sol y evitar la oxidación de las células, proteínas, lípidos y material genético –ADN y ARN-, y potencia el sistema inmunológico”, asegura la Dra. Digón. Además, favorece la acción de betacarotenos y vitamina C, y si la combinas con vitamina C aumentas su efecto. La encuentras en el aceite de oliva, de germen de trigo, soja y girasol, en las pipas de girasol, y en los frutos secos –como almendras y avellanas-.


* Licopeno: Es un carotenoide o pigmento vegetal que da color a los alimentos y proporciona un aspecto bronceado y dorado a la piel sin la presencia de rayos solares. “Es un reflector natural de los rayos UVA y UVB y un importante antioxidante que protege el organismo de los radicales libres, el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel”, añade la experta. Lo encuentras en el tomate y sus derivados, el pimiento rojo, la papaya y la sandía. 



martes, 4 de abril de 2017

THE MINDFUL TOUCH, DE NATURA BISSÉ

A pesar de no haberlo disfrutado el tiempo necesario porque siempre voy a la carrera, "puedo prometer y prometo" que este tratamiento es lo más parecido al Nirvana que he experimentado.
Es un innovador concepto estético-virtual-mindfulness que despierta los cinco sentidos. Y además se realiza dentro de la burbuja Bubble Air de aire puro de Natura Bissé.
Para que lo entiendas, la camilla está instalada dentro de la burbuja de oxígeno, tú te tumbas en ella y te pones unas gafas de realidad virtual que proyectan un vídeo y un audio inspirados en el mindfulness. Tú solo te tienes que preocupar en concentrarte en la respiración y en las sensaciones que experimenta el cuerpo mientras la terapeuta te va aplicando los productos de la firma -en mi caso los de la línea 3D
Collagen Shock- con relajantes masajes. La idea es que te sumerjas de lleno en un estado de atención plena que te permita disfrutar al máximo de todo.
Una curiosidad: Este es el tratamiento que se hicieron las actrices de Hollywood antes de los Oscars.
Veredicto: de 10 absoluto!! Es un ritual 360º que hace resplandecer la piel y relajar el cuerpo y la mente.
¿Dónde puedes disfrutarlo? En Backstage BCN Diagonal (Barcelona, tel. 932 40 55 11) y Backstage BCN Valencia (Barcelona, tel. 932 15 53 53).

domingo, 5 de febrero de 2017

CONTORNOS FACIALES EN CLAVE WET

Una de las tendencias que se va a imponer esta temporada primavera-verano 2017 es la que Baltasar González y Maite Tuset, maquilladores oficiales de MAC, denominan WET, que no es otra cosa que realizar el famoso Contouring con productos en textura gloss.

Las claves

* Primero hay que trabajar la piel con aceites, ceras emolientes, y cremas hidratantes que contienen reflejos perlados muy finos y que dejan el cutis hidratado, jugoso y mullido. Y después hay que “aplicar en los planos altos del rostro polvos iridiscentes y luminosos que contienen pigmentos brillantes hipermolidos, así como vaselinas y productos de efecto gloss”, según Maite Tuset.


* “El gloss que se utiliza no es el de labios, se trata de glosses específicos para la piel, más secos y de textura más fina. Más compactos y menos gelatinosos, además de más cómodos de llevar en los ojos. Pueden ser neutros o con color”, detalla Baltasar González.  

* “Se aplica en las cejas para dejarlas cristalinas y peinadas, en los párpados móviles para conseguir un efecto ojos lacados, en la parte alta de los pómulos, dorso de la nariz, parte interna del ojo –lagrimal-, y arco de Cupido de la boca, para realzar el volumen visualmente. Justo ahí dónde el efecto de la luz crea elevaciones ficticias”, puntualiza el maquillador. 

* El resto del rostro tiene que ir mate para evitar antiestéticos brillos y un efecto piel grasa. “Nunca hay que aplicar brillo en la frente, las aletas de la nariz, las ojeras y bolsas ni la barbilla. Estas zonas se trabajan con polvos traslúcidos mates”, advierte el maquillador. 

Producto: Kabuki Magic Crystal Glass White (26,50 €), de MAC. Gloss transparente para la piel.