jueves, 12 de noviembre de 2015

HYDRAFACIAL, LA TÉCNICA OXIGENANTE DE LAS ESTRELLAS DE HOLLYWOOD

Después de la presentación a prensa de la máquina Hydrafacial que parece tener enganchado a medio Hollywood, entre otras celebrities a Eva Mendes, Cameron Díaz, Beyoncé, Paris Hilton o Btittany
Snow, y en nuestro país a Isabel Preysler o Vicky Martín Berrocal, no me ha quedado más remedio que probarla en el centro Carmen Navarro de la madrileña calle Sagasta (¡qué sacrificio, verdad!). El caso es que la tecnología es difícil de explicar y es mejor probarla para entenderla y ver realmente qué hace.
Hydrafacial es una máquina americana que ha patentado un sistema nuevo de cabezales que, en realidad, lo que hacen es insuflar aire o aspirar-succionar la piel -parecido a la vacumterapia-, según la fase del tratamiento, para drenar, limpiar y exfoliar, realizar un peeling y extraer impurezas, y facilitar la penetración en la piel de potentes sueros antioxidantes e hidratantes. Con la particularidad de que el aire en estos cabezales da vueltas a muy alta velocidad, como si fuera un tornado, y así rompe en minúsculas partículas las moléculas de los activos para que penetren con mayor facilidad en la piel. Esta tecnología se conoce como Vórtex-Fusion.
La primera fase: Primero drenan el tejido con un cabezal que succiona la piel suavemente y recorre todos los puntos linfáticos del rostro para desintoxicar y eliminar toxinas. A continuación empieza la limpieza y exfoliación con una succión algo más alta sobre la piel y la penetración de ácido láctico y Activ-4 Glucosamina. Que deja la piel lista para el peeling.
La segunda fase: Es la del peeling, que se realiza con otro cabezal, y una succión "tipo beso", me explico es que como si te estuvieran dando besitos o mini-chupetones en la cara. Después en la fase de extracción de impurezas el efecto es de arrastre y más "agresivo" sobre la piel para eliminar la suciedad de los poros. Se utilizan ácidos como el glicólico y salicílico y extracto de miel.  
La tercera fase: Es la de hidratación. Aquí se trabaja con el tercer y último cabezal la piel. En este caso se insufla aire que, además, al dar vueltas en el cabezal como un loco, efecto tornado, rompe los activos en diminutas moléculas fáciles de penetrar en las capas más profundas de la piel. Se aplican potentes antioxidantes, péptidos y ácido hialurónico. Y su concentración varía, según realice el tratamiento una esteticista o un médico estético. El tratamiento termina con 20-25 minutos de luces LED azules o rojas, para calmar la piel, que queda bastante enrojecida después de tanta activación y producto activo -se nota escozor, incluso, en ocasión, "quemazón"-, y para provocar la formación de colágeno y elastina nuevos -sustancias fundamentales para la juventud cutánea-.
Veredicto: Me parece un tratamiento de oxigenación, desintoxicación, limpieza e hidratación de 10. Y tiene
un efecto flash y buena cara maravilloso. Deja la piel jugosa, oxigenada y luminosa. Aunque no trata la flaccidez.
Otras indicaciones: Sirve también para tratar el acné, la rosácea, las líneas de expresión y las manchas solares.
Un consejo: Probarla en Carmen Navarro es toda una experiencia religiosa porque, mientras te están trabajando la cara, las manos de otra terapeuta se dedican a darte una masaje de piernas y pies ¡que bien vale una misa!
Precio: El tratamiento cuesta alrededor de 125 €, varía de unos centros a otros.
¿Dónde? En Madrid tienen ya la máquina Carmen Navarro, Maribel Yébenes o el Dr. Jesús Sierra, pero puedes encontrar tu centro más cercano Hydrafacial en la web www.hydrafacial.es.









6 comentarios:

  1. Abrá que probar el tratamiento a ver que tal resultado da, aunque no creo que yo quede como las de holiwood, jjj.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Unos 125 €, depende del centro Ángeles Carreres. Besotes.

    ResponderEliminar
  3. En la clínica de Valencia no te tienen tanto tiempo la luz LE, yo creo que cinco minutos si llegan

    ResponderEliminar